Inteligencia Emocional – Definición y utilidad

La inteligencia emocional es una capacidad que muchas personas no son conscientes de tener, pero cuya existencia pone de manifiesto las investigaciones en Psicología. Dichos estudios llegan a demostrar que esta cualidad constituye y determina al ser humano, distinguiendo su nivel de bienestar. Estas declaraciones pertenecen al psicólogo John D. Mayer, uno pioneros descubridores de esta cualidad, junto con Peter Salovey.

Thorndike, en 1920, utilizó el término inteligencia social para describir la habilidad de comprender y motivar a otras personas. David Wechsler en 1940, describió la influencia de factores no intelectuales sobre el comportamiento inteligente, y defendió, además, que nuestros modelos de inteligencia no estarían completos hasta que no pudieran describir adecuadamente estos factores.

Durante la década de los ochenta, Mayer y Salovey se dieron también cuenta de que los modelos tradicionales no eran suficientes para captar todas las destrezas y habilidades de la inteligencia humana, y acuñaron por primera vez el término de “inteligencia emocional”.

Inteligencia Emocional - Emociones

Muy posteriormente, ya en 1995, Daniel Goleman, comenzó a hacer popular dicho concepto a través de sus columnas periodísticas. Finalmente publicó el libro titulado “Inteligencia emocional”, en el cual realiza un compendio de las investigaciones y enfoques existentes, ampliando la definición con nuevos rasgos y cualidades que dieron lugar a distintos modelos.

Pero…, ¿sabemos realmente qué es la inteligencia emocional y para qué sirve?

Tal cual comenté en un post anterior, podemos definir la Inteligencia Emocional como la habilidad para comprender emociones y equilibrarlas, de tal manera que podamos utilizarlas para guiar nuestra conducta y nuestros procesos de pensamiento, con el objetivo de obtener mejores resultados.

El desarrollo de la inteligencia emocional genera habilidades internas de autoconocimiento, como conciencia propia, la motivación y la gestión emocional; y habilidades externas, como la empatía y la destreza social, que engloba aptitudes relacionadas con la popularidad, el liderazgo y la eficacia interpersonal.

Con objeto de fomentar la autoconciencia, el equilibrio emocional, las relaciones armoniosas y el bienestar psicológico, y poder disponer de estrategias de defensa positivas ante la tensión y el estrés, los expertos sugieren una serie de comportamientos y recursos que refuerzan las habilidades anteriores. Dichos recursos son un complemento muy adecuado en diversos ámbitos como son la educación, el coaching, o la mediación.

Ser emocionalmente inteligente supone una serie de beneficios en aspectos muy diferentes del ser humano que tienen su reflejo en ámbitos tan distintos como los estudios, el desempeño laboral, o las relaciones familiares y en pareja.

Según explicó el filósofo y ensayista José Antonio Marina en un reciente seminario sobre la inteligencia emocional en el ámbito de la salud: “La felicidad es la armoniosa satisfacción de tres grandes necesidades: el bienestar personal, la vinculación social y la sensación de progreso”.

Marina apuesta por complementar la inteligencia emocional con una inteligencia de componente ética más allá de los límites de la privacidad. El filósofo opina que la búsqueda de la felicidad privada y personal se está convirtiendo en un problema social porque deriva en conductas hedonistas y egocéntricas, tendentes al aislamiento social.

Esta entrada fue publicada en Coaching, Desarrollo personal, Inteligencia Emocional. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Inteligencia Emocional – Definición y utilidad

  1. Patricia Ortega dice:

    Fantástico el post Pablo! ;)

    Quisiera comentar, al hilo del último párrafo relacionado con el mensaje de José Antonio Marina, si es que lo he entendido bien; que la Inteligencia Emocional engloba también las decisiones ecológicas para con uno mismo y con los demás. De ahí que guarde relación dicha capacidad, tal y como tú bien has dicho, con el liderazgo y la eficacia interpersonal, ya que tiene en consideración el efecto de las acciones en su entorno, y está enfocada en el propio bienestar de la persona y en el de los demás (actitud fuertemente relacionada con el liderazgo). Es decir, que ya contiene ese componente ético del que habla Marina, o al menos, así la conozco, la estudio y la trabajo yo…

    Añadir que, tal y como también comentas, la IE guarda relación con el nivel de bienestar que tiene una persona y que éste difícilmente puede estar a unos niveles sanos si dicha persona actúa egocéntrica o hedonistamente.

    Con estos comentarios por mi parte, quiero profundizar en todo lo que conlleva desarrollar nuestra Inteligencia Emocional, desde mi rol de psicóloga/coach personal y experta en Inteligencia Emocional, para que se entienda que las decisiones ecológicas forman parte intrínseca de ella. Espero que sirva :)

    Gracias por difundir la IE Pablo! Y por facilitar que pueda hacer estos comentarios que a mí también me permiten compartir mi Visión :’)

    Un gran abrazo!!!

    • Muchas gracias Patricia por complementar mi post con tu interesante comentario. Creo que la clave del comentario de José Antonio Marina está en el enfoque ético y compartido-social que resalta de entre los componentes “naturales” de la inteligencia emocional. Un abrazo.

    • Marcelo aurellana dice:

      Gracias a estos comentarios puedo interpretar lo q m pasa. Y de donde bienen las emociones?

      • Marcelo, las emociones tiene un origen esencialmente psicobiológico. Para comprender el gran poder de las emociones sobre la mente pensante (y la causa del frecuente conflicto existente entre los sentimientos y la razón) debemos considerar la forma en que ha evolucionado el cerebro humano.

        La región más primitiva del cerebro es el tronco encefálico, que regula las funciones vitales básicas, como la respiración o el metabolismo, y lo compartimos con todas aquellas especies que disponen de sistema nervioso, aunque sea muy rudimentario. De este cerebro primitivo emergieron los centros emocionales que, millones de años más tarde, dieron lugar al cerebro pensante: el neocórtex. El hecho de que el cerebro emocional sea muy anterior al racional y que éste sea una derivación de aquél, revela con claridad las auténticas relaciones existentes entre el pensamiento y el sentimiento.

        El neocórtex permite un aumento de la sutileza y la complejidad de la vida emocional, aunque no gobierna la totalidad de la vida emocional porque, en estos asuntos, delega su cometido en el sistema límbico. Esto es lo que confiere a los centros de la emoción un poder extraordinario para influir en el funcionamiento global del cerebro, incluyendo a los centros del pensamiento.
        Espero haberte sido de ayuda. Saludos cordiales!

  2. Pingback: Taller Inteligencia Emocional en Valladolid | Eclosion: coaching & desarrollo – Pablo Villanueva coach, formador, equipos y creatividad.

  3. Pingback: Management – Libros (2) “Objetivo:Confianza” | Eclosion: coaching & desarrollo – Pablo Villanueva coach, formador, equipos y creatividad.

  4. Pingback: Inteligencia Emocional – 20 premisas en meditación budista | Eclosion: coaching & desarrollo – Pablo Villanueva coach, formador, equipos y creatividad.

  5. Pingback: Taller Inteligencia Emocional ‘IE2’ en Valladolid (I Edición-Nivel 2) | Eclosion: coaching & desarrollo – Pablo Villanueva coach, formador, equipos y creatividad.

  6. Joaquin Gorreta dice:

    . COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.

    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.

    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.

    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    • Gracias por tu metáfora y por compartir tu punto de vista, Joaquín. Siéntete bienvenido en este blog. Saludos cordiales.

    • Marissabel Marte dice:

      Me parece excelente este aporte. Si cada uno de nosotros se empeñara en aportar con estos simples, pero importantes y valiosos detalles, la vida fuera mucho mas llevadera!

  7. Pingback: Aprende a gestionar las emociones |

  8. Pingback: Nelson Mandela: Liderazgo desde la Inteligencia Emocional | Eclosion: coaching & desarrollo – Pablo Villanueva coach, formador, equipos y creatividad.

  9. Pingback: Taller Inteligencia Emocional ‘IE2’ en Valladolid (II Edición) | Eclosion: coaching & desarrollo – Pablo Villanueva coach, formador, equipos y creatividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>