PNL

Formación “Experto en Coaching Personal” en Valladolid – 5ª edición

¿Quieres formarte en Coaching? ¿Te apetece realizar una formación oficialmente certificada pero no te motiva viajar cada mes a Madrid? ¿Opinas que para ser coach hay que aprender herramientas e integrar cambios en un formato 100% presencial?

Una vez más, nos alegra comunicaros la posibilidad que ofrecemos de cursar un programa de formación en Coaching Personal de 318 horas presenciales en Valladolid. El programa está certificado por ASESCO (Asociación Española de Coaching)  y está dirigido por Paco Yuste (Coach Senior certificado con más de 15 años de experiencia).
Se impartirá en formato de fines de semana. La formación se completa en 12 módulos + 2 talleres vivenciales y se distribuye en 6 meses de duración. La 5ª Promoción en Valladolid inicia las clases en Septiembre 2016.

PUBLICIDAD fb_ECPV5sept

Tienes más información sobre el programa formativo acreditado a continuación. (más…)

Coaching y PNL– Metáfora (4) ¿El mapa es el territorio?

Las personas no experimentamos la realidad tal como es, sino a través de nuestra interpretación. Desde esta premisa no existe una única “realidad” pues cada uno de nosotros tenemos una forma de sentir y de pensar que hace que vivamos las situaciones de una manera singular y diferente a los demás.

Dado que no hay dos personas exactamente iguales y que, según lo dicho anteriormente, en este mundo en el que vivimos no existen las verdades absolutas, nada será blanco o negro y todo dependerá del color del cristal con el que miremos. Y por eso, ninguno de nuestros mapas mentales refleja el mundo de una forma completa y exacta.

La frase “El mapa no es el territorio” fue promulgada por el lingüista polaco Alfred Korzybski en su obra Science and Sanity (1933) y posteriormente pasó a ser integrada como postulado básico de la Programación Neurolingüística (PNL).

Su supuesto origen se remonta a la I Guerra Mundial cuando Korzybski, acompañado por el batallón que lideraba, cayó en una zanja que no figuraba en ninguno de los mapas que estaban usando para desplegarse por el terreno en el que se desarrollaba el conflicto bélico.

Esta experiencia hizo a Korzybski inferir que, de la misma manera que un mapa no es el territorio que representa, una palabra tampoco es el objeto al que se refiere. El conocimiento que podemos tener del entorno está limitado por la estructura de nuestro sistema nervioso y de nuestro lenguaje. Es decir, nunca experimentamos el mundo directamente, más bien lo hacemos a través de abstracciones, que configuran nuestros mapas mentales con los que interpretamos la realidad, haciéndola nuestra. Para leer una metáfora ilustrativa al hilo de todo esto pulsa en Sigue leyendo.

(más…)