Coaching – Metáfora (6) Bailando con lobos

Cuenta la leyenda que un jefe cherokee de cabellos plateados estaba hablando a sus jóvenes nietos con objeto de instruirles en el arte de vivir. El anciano captó su atención con la siguiente frase: “En mi interior se está librando una lucha. Una lucha terrible, y es un combate entre dos lobos”.

Los jóvenes indios pasaron entonces a escuchar atentamente aquello que su veterano abuelo deseaba contarlos aquella noche.


Su sabio abuelo prosiguió la narración mientras la luz de la hoguera lo iluminaba.

“Uno de los lobos representa el miedo, la avidez, el odio, la agresividad, la envidia, el falso orgullo, la victimización, el resentimiento, la intolerancia, la culpa, la inferioridad, la arrogancia, el engaño, la superioridad y el egoísmo”.

“El otro lobo representa la paz, el amor, la amabilidad, la alegría, la verdad, la compasión, la humildad, la transparencia, la autenticidad, la amistad, el respeto, la integridad, la benevolencia, la generosidad, la fe, la capacidad de compartir, la serenidad y la empatía”.

“La misma lucha está teniendo lugar dentro de vosotros, y dentro de todos los demás seres humanos también”.
Los pequeños indios se quedaron reflexionando durante un rato sobre estas palabras. Tras un silencio considerable, una de las nietas más pequeñas en edad preguntó a su abuelo: “¿Y qué lobo es el que ganará?”

El viejo cherokee mantuvo la mirada con todos sus jóvenes oyentes. Finalmente se limitó a decir: “Aquel al que le deis de comer”.

Fuente primaria: Eleonora Gilbert
Fuente general: Tradicional de los indios americanos nativos.